“Sentidos con Dios” 2

Mi querido amigo o amiga, no sé cómo está tú relación personal con Dios este día, posiblemente has estado esperando algo que aun no se ha cumplido, quizá no te ha ido tan bien como quisieras, quizá ciertas decisiones que tomaste te han llevando a enfrentarte a resultados desalentadores, pueda que han pasado cosas que hubieras querido que no pasaran o cosas que le pediste a Dios que no se dieran y se dieron, quizá hoy te sientas “sentido” o “sentida” con Dios, quizá tengas algunas cosas que reclamarle, pero ¿Sabes?, nada de eso hará que las cosas sean como tú quieres que sean, ninguna queja, reclamo, enojo u otro sentimiento demostrado delante de Dios va a hacer que las cosas cambien.

Hay algo que en nuestro “enojo” no comprendemos o no reflexionamos y es que a pesar que las cosas no salgan como hubiéramos querido o a pesar que Dios “no obedezca” a nuestros placeres o peticiones, eso no quiere decir que todo está terminado, ¡No!, esto nada más nos muestra y nos recuerda que Dios tiene un plan mejor para nosotros, que nuestros caminos muchas veces no son sus caminos, que Él tiene una senda más fácil o más difícil para nosotros, pero que al final nos llevara exactamente al punto o lugar en donde Dios nos quiere.

Si las cosas no salen como tú quieres, si pediste algo y recibiste lo contrario, si tu respuesta ha tardado más de lo que esperabas, simplemente descansa, relájate, no te enojes, no te resientas con Dios y menos te alejes de Él o de tu comunión diaria con Él, simplemente recuerda que es Dios el Soberano que gobierna TODO y que a su tiempo, en su lugar y de la forma que Él tiene todo planeado se darán las cosas, solamente ¡DESCANSA!

¡Dios siempre tiene un mejor plan, no te resientas!

“Mis pensamientos no se parecen en nada a sus pensamientos —dice el SEÑOR—. Y mis caminos están muy por encima de lo que pudieran imaginarse”.

Isaías 55:8 (Nueva Traducción Viviente)

P/ Enrique Monterroza

¿Qué Opinas?

Comentarios