La estrategia de Dios

Josué 7:

No hay duda que durante pasamos por las pruebas, muchas veces no sabemos qué hacer y cómo actuar. No sabemos en qué momento pedir y en qué momento dejar de hacerlo. Es mas no sabemos ni como Dios está permitiendo semejante prueba, para que la está permitiendo y como hará para sacarnos de esa situación.

Pero hay algo que no debemos olvidar jamás, y es que la estrategia de Dios siempre saldrá a la luz y en el momento que menos nos esperamos y de la manera que menos crreímos.  Pero eso es necesario esperar cuando no sabemos lo que Dios quiere que hagamos, y actuar en el momento que Dios nos dice que hacer y cómo hacerlo.

Nunca dependa de su propia fuerza:  La presencia de Dios en medio de nuestras batallas es latente, lo que sucede es que muchas veces  no lo vemos o no queremos entender que él lo permite, eso fue lo que hizo Josué hijo de Nun; y por eso sufrió la consecuencias:  Y los de Hai  mataron de ellos a unos treinta y seis hombres, y los siguieron desde la puerta hasta Sebarim, y los derrotaron en la bajada; por lo cual el corazón del pueblo desfalleció y vino a ser como agua. 

Entonces Josué hijo de Nun; y por eso sufrio las consecuencias:  Y los de Hai mataron de ellos a unos treinta y seis hombres, y los siguieron desde la puerta hasta Sebarim, y los derrotaron en la bajada; por lo cual el corazón del pueblo y vino a ser como agua.  Entonces Josué dijo: ¡Ah, Señor Jehová! ¿Por qué hiciste pasar a este pueblo el Jordán!

 

Entonces Josué rompió sus vestidos, y se postró en tierra sobre su rostro delante del arca de Jehová hasta caer la tarde, él y los ancianos de Israel; y echaron polvo sobre sus cabezas. Y Josué dijo: ¡Ah, Señor Jehová! ¿Por qué hiciste pasar a este pueblo el Jordán, para entregarnos en las manos de los amorreos, para que nos destruyan? ¡Ojalá nos hubiéramos quedado al otro lado del Jordán! (Josué 7: 5-7) Nunca Dios permitirá algo por accidente, todo lleva un propósito.Josué 7:

En cada acción que Dios haga debemos entender el mensaje y no dejarnos llevar por nuestro conocimiento o habilidades. El desastre golpeo al pueblo israelita en Hai, porque Josué no estuvo atento a la promesa y estrategia de Dios. En vez de eso escucho a sus compañeros y se apoyó en su propia razón y fuerzas.

A veces Dios quiere que esperemos y lo dejamos actuar, pero nunca perdamos la paciencia y actuemos antes que él. Cada vez que tratemos de solucionar todo bajo nuestras fuerzas sin permitirle al Señor actuar por nosotros, iremos al fracaso, eso mismo le pasó al pueblo de Israel y a Josué.

Giovanni Barrera: Pst.

¿Qué Opinas?

Comentarios