La envidia!

 

 

La envidia nos hace estar insatisfechos de como Dios nos tiene. La envidia trae infelicidad y amargura en el corazón. Seamos agradecidos porque Dios a cada uno reparte lo necesario y abundante para vivir…

Yo estuve a punto de caer, y poco me faltó para que resbalara. Sentí envidia de los arrogantes, al ver la prosperidad de esos malvados. (Salmos 73:2-3 NVI)

¿Qué Opinas?

Comentarios